lunes, 23 de marzo de 2015

Red One #1, de Xavier Dorison y los Dodson


Desde que los Estados Unidos ganaron la guerra contra sus rivales ideológicos y la cultura capitalista del libre mercado se estableció como imagen del bienestar, no han sido pocas las obras de ficción que se han planteado como se vería el mundo desde una óptica diferente. Creada por el guionista francés Xavier Dorison y un matrimonio Dodson que al fin parece haber recuperado el entusiasmo, Red One se presenta como una contrapartida del Capitán América de toda la vida, si este hubiera tenido su germen en la Unión Soviética de los años setenta, en lugar de la América de la II Guerra Mundial.

Pero nada de limitarse a trasponer una visión del mundo antagonizada al país rival y plantarle una el escudo soviético a una versión indolente del mismo personaje, sino que la nueva serie de Image Comics reinventa a su heroína según los ideales de un paraíso soviético que busca la paz mundial, frente a los perversos idearios que amenazan sus fronteras. Presentándonos en una URSS ajena a la exaltación del individuo, donde la protagonista es considerada una soldado más a pesar de sus increíbles habilidades, los electrodomésticos rotos se arreglan en lugar de tirarlos para comprar uno nuevo, la imaginería de ficción es denostada a favor de lo real y son los propios conciudadanos los que abastecen los mercados del partido, Ava es una despampanante wonder woman rusa entregada a su país y a su comunidad, que práctica la bisexualidad libre en grupo y la diversión acompañada de alcohol con tabaco.

Todo es mejor en la madre patria

Un derroche de amor por sus congéneres y la aventura, que disfruta de una vida idílica en la URSS de 1977, hasta que es elegida para infiltrarse en los Estados Unidos. Unos Estados Unidos en los que el extremismo religioso amenaza con infiltrarse en los más altos estamentos de poder, convirtiéndose en una peligro para el resto del mundo con su propaganda censora y homófoba, elevando a un vigilante psicópata como salvador y superhéroe de la nueva América.

Con el objetivo de establecerse en el país norteamericano para dar forma a un nuevo icono que -armado con la hoz y el martillo- ponga fin al integrismo estadounidense y les enseñe una nueva forma de entender el mundo, Red One es una lectura de carácter ligero, que recuerda poderosamente a todos aquellos cómics y películas en los que el héroe de los USA prevalecía frente la amenaza del enemigo comunista. Pero debajo de su estructura clásica, esconde una finísima sátira en su forma de enfrentar las ideologías de ambas naciones, sin nunca llegar a demonizar a una ni convertirse en una apología de la otra.

 El integrismo USA ataca again

Y aunque la sociedad comunista la que se presenta como puramente heroica, muestra una URSS en la que el rechazo del derroche se acompaña de mercados con colas en las puertas y estanterías pobremente abastecidas. Un cómic que sin ser la octava maravilla, no deja de plantearte cuestiones sobre los beneficios y lacras de ambos sistemas, presentándonos la virtud desde una óptica a la que habitualmente estamos acostumbrados.

Tan francés que en España seguramente lo acusarían de bolivariano, Red One #1 Xavier Dorison y el matrimonio Dodson puede a veces saturar con su abundante texto y la frivolidad que lo envuelve todo. Pero la agudeza con la que aborda es tan mordaz y necesaria para los tiempos que corren, que se convierte en una lectura necesaria como aproximación básica a las principales ideologías sobre las que se levanta el mundo en el que vivimos.

 Los americanos piden muchas cosas raras

No hay comentarios:

Publicar un comentario