sábado, 28 de febrero de 2015

Western de viñetas


A pesar de la buena relación presente entre cine y cómic, hay un género particular que parece resistirse, cayendo en el desastre absoluto independientemente de los medios, presupuestos y estrellas de primera línea que se quieran invertir en él: El western. Algo particularmente triste si tenemos en cuenta que prácticamente se trata del género padre en el que se forjó el arte secuencial, pero aparentemente irrefutable si tenemos en cuenta los resultados económicos de todas y cada una de las adaptaciones de clásicos del western en viñetas que se han llevado durante los últimos años.

Y si bien a los estudios parece aflojarseles la cartera en al oir la palabra “cómic”, en cuando el revolver entre en escena todo se convierten en miedos. No es que se le pueda culpar teniendo en cuenta los catastróficos resultados de películas como el 'Blueberry' de Jan Kounen, 'Jonah Hex' de Jimmy Hayward o la todavía reciente 'El Llanero Solitario' de Gore Verbinski, las cuales hacen pensar que aun esta lejos el día en el que disfrutemos de un 'Blaze of Glory' de Marvel Studios o una adaptación de 'The Sixth Gun'.


Tocando madera por lo que pueda ocurrir con la serie de 'Predicador', mientras se resiste la frustración de pensar lo cuesta arriba que esta el panorama para que una -soñada- adaptación de 'Bella Muerte' pudiera llevarse a cabo, no hay más remedio que resignarse. Asumir que el western se ha convertido en un género anacrónico, y que si ya en el cómic actual apenas quedan muestras y el cine se ha visto relegado a una presencia testimonial, las adaptaciones de western pulp a la gran pantalla tienen los días contados.


Porque debe ser un problema de las apetencias del público y no de la calidad de las adaptaciones en si mismas, ¿verdad? Tampoco es que alguien haya conseguido estrenar un western pulp acorde al lenguaje del cómic en la gran pantalla y salir airoso en el intento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario