domingo, 27 de septiembre de 2015

El legado de los Inhumanos


Durante años, los Inhumanos han sido uno de los conceptos más fascinantes y a la vez pobremente desarrollados del universo Marvel. Creados como una especie de amish pseudo alienígenas que habían prosperado como raza al margen de la humanidad, más tarde descubriríamos su papel como arma Kree en su largo conflicto con los Skrull, para terminar rompiendo su hermetismo interactuando con la Tierra y el cosmos. Definidos durante años como el colectivo metahumano más poderoso de Marvel, su naturaleza a medio caballo entre el desarrollo del potencial humano y la exploración de las estrellas los convirtió en una parcela incómoda, con la que la editorial muchas veces no tenía demasiado claro que hacer.

Derivando en una irregular trayectoria en la que tan pronto apostaban por ellos que desaparecían del mapa, el que durante la mayor parte de su Historia se hayan limitado al núcleo de Rayo Negro y familia delata la precaria evolución que han tenido como franquicia. Pero como se suele decir, el hambre agudiza el ingenio, y actualmente Marvel está apostando con toda su maquinaria en ellos, en busca de repetir la gesta de los Guardianes de la Galaxia.

Con toda una nueva generación de Inhumanos apareciendo por todo el mundo tras la liberación de las nieblas Terrigéneas, la portada compuesta de los Inhumanos de Jim Cheung para el All-New All-Different Marvel deja entrever una mayor proliferación, con personajes como la nueva Miss Marvel, Lash, Inferno o Lector. Que echen raíces o no, dependerá en gran medida del tiempo. No son los primeros ni los últimos en intentar que los Inhumanos fueran algo más que los mismos siete de siempre y el perro.


En honor a esta enésima apuesta para expandir la mitología de los descendientes de Attilan, no es mal momento para echar la vista atrás y realizar un breve repaso por la Historia de los Inhumanos a través de sus principales generaciones de personajes y el momento histórico de cada una:

Fundadores: Hace 25.000 años, científicos alienígenas Kree experimentaron con nuestros antepasados, dando como resultado una nueza raza que se bautizaría como inhomo supremis. Convertida en una de las civilizaciones más avanzadas del planeta, el pueblo inhumano se dividió en cinco facciones cuando la genocracia Randac desarrolló el proceso de terrigénesis. Bajo el liderato de cuatro reyes y una reina, parte proseguirían en El Gran Refugio bajo los ideales de Randac, parte buscaría su destino en el cosmos y otra parte crearía nuevos asentamientos en localizaciones como el Desierto de Taklamakan, la cordillera de Pamir, el dorsal arábigo índico, el fiordo de Pangnirtung, la mata Atlántica u Orollán (Groelandia) entre otras. Tampoco faltarían aquellos que abandonarían el hermetismo, mezclándose durante miles de años con el resto de humanos.

Alfa Primitivos: Casta más baja dentro de El Gran Refugio, fueron creados hace cuatro mil años por sugerencia del genetista Avadar al Concilio Genético. Disponer de una raza servil de inteligencia limitada y rasgos subhumanos hacía más fácil la vida de los inhumanos, quienes los tuvieron como sus esclavos hasta que los experimentos de Maximus el Loco dieran forma a las amenazas de Trikon y el androide Omega, el alfa definitivo. Sensibilizados hacia ellos, Rayo Negro ordenó la liberación de los Alfa Primitivos, a quienes se les permitió vivir bajo las entrañas de Attilan y crear su propia cultura bajo supervisión inhumana.

Antepasados: Siendo una raza más longeva que la humana y con una tasa de natalidad mucho más controlada, es difícil tener muy clara la historia inhumana desde su cisma interno hasta su descubrimiento a manos del resto de la humanidad. Sabemos que el científico Romnar fue condenado hace cientos de años tras crear una mortífera sustancia, como también que Symak y Tanith fueron los padres de Agon y abuelos de Rayo Negro, Maximus y Gorgon, de la misma forma que Magnar y Zeta eran abuelos maternos tanto de los hermanos Boltagon como paternos de Tritón y Karnak. También sabemos que Kobar y La eran abuelos maternos de estos últimos, así como de las hermanas Medusa y Crystal. Con tanta cercanía familiar, quizás sería conveniente valorar el grado de consanguinidad entre sus nietos. 
 
Los Escondidos: Estirpe de inhumanos que -fruto de la desconfianza de sus congéneres por sus habilidades para alterar la percepción- abandonaron el Gran Refugio para formar una colonia en el exterior. Allí residieron durante décadas hasta ser capturados por los Nazis y ser sometidos a crueles experimentos durante la II Guerra Mundial. Jurando no permitir que volviera a suceder, tomarían una posición proactiva, usando sus poderes para influir en el curso natural de la humanidad.

La Gente Pájaro: En 1940, Cuervo Rojo se presentó ante el mundo como campeón de la isla flotante de Aerie. Nación descendiente de los inhumanos, estaba formada por un linaje de hombres alados que acogieron al niño humano que se convertiría en Cuervo Rojo, enseñándole el arte de volar. Con una avanzada tecnología que les permitirían crear al poderoso androide Bi-Bestia. Con personajes como Cheiros, el villano Cóndor o la -difunta- hija de Cuervo Rojo, el pueblo encabezado por el beligerante culto del Cuervo Sangriento entraría en contacto con Attilan tras mutar de forma monstruosa al ser expuestos a las nieblas terrígenas liberadas a la atmósfera. No todos los inhumanos alados están ligados a Aerie, contando Attilan con la constancia de inhumanos voladores como Avia, el vigía Ikarys, Chiron, Avius, el mensajero Senschi o el hombre mantícora Flaydermaus. Al ser una rareza dentro de su pueblo, el nacimiento de todo inhumano volador es recibido con júbilo, siendo destinados generalmente a velar por la seguridad de la ciudad. 
Progenitores: Antes de que Rayo Negro y sus camaradas crecieran, Attilan fue regida durante más de medio siglo por su padre Agon y su esposa Rynda. Agon era hermano de Korath, que tendría a Gorgon con su esposa Milena, a la vez que Rynda era hermana del sacerdote Mander (padre de Triton y Karnak en su matrimonio con Azur). Esta última era la hermana mayor de Ambur, que a su vez se convertiría en la madre de Medusa y Cristal tras su matrimonio con Quelin. Pudiendo incluir en este lote a cualquier inhumano mayor que Rayo Negro y los suyos como los miembros del Concilio Genético u otros científicos como Phaeder y Ultrant o sirvientes a la corte como la matrona Marilla, Agon sería sucedido por su sobrino El Innombrable, quien después sería depuesto por Rayo Negro y nos suyos por acciones cuestionables durante su reinado.
Yeti: Inhumano de aspecto brutal, peludo y de inteligencia limitada, abandonaría el Gran Refugio en busca de la paz de la soledad en los Himalayas. Ocultándose en un templo abandonado, daría pie a numerosas leyendas antes de formar parte de Primera Línea y tener numerosos encuentros con otros superhéroes, hasta ser finalmente encontrado por su amigo Kaliban.
Familia real Inhumana: Primer monarca inhumano de la era Marvel, Rayo Negro fue presentado en el exilio tras verse envuelto en las maquinaciones de su hermano Maximus el Loco para usurpar su trono. Junto a él estaban su futura esposa Medusa y su hermana Cristal, así como sus primos Gorgon y Tritón. Hermano de este último, Karnak era el único miembro del grupo que nunca fue expuesto a la terrigénesis -sus poderes son fruto de años de estudio en la Torre de la Sabiduría-, siendo un misterio el origen concreto del gigantesco mastiff teleportador Mandíbulas. Los siete han encarnado el núcleo central de los Inhumanos durante la mayoría de sus apariciones, hasta la saga Infinito y la dispersión de su pueblo por todo el globo. Aparte de ellos, durante los sesenta fueron introducidos otros personajes menores como el Buscador que perseguía a Boltagon por el globo o la voladora Glytra.

Inhumanos malignos: Presentado Maximus como principal antagonista, Marvel decidió rodearlo con una “hermandad” de esbirros como hiciera en su día con Magneto y compañía. Introducidos a finales de los sesenta, entre los partidarios del hermano de Rayo Negro estaban el criminal Aireo -después Skybreaker de Fuerza de la Naturaleza-, el feral Leonus, Falcona con su relación empática con el halcón Falconia, el hombre sombra Nebulo, el hombre árbol Timberius o el centauro Stallior. Este último formaba parte de una estirpe de inhumanos mitad hombres mitad caballo, los cuales se han representado tradicionalmente como parte de la guardia de élite de la ciudad de Attilan, con otros Centauros como Aarvak y Centaurius.

Hydro Men: Buscando crear una nueva raza de humanos con la capacidad de sobrevivir bajo las aguas, el Doctor Hydro Herman Frayne experimentaría con fragmentos de los cristales terrigéneos obtenidos del exiliado Phaeder para crear una raza con características similares a las del inhumano Tritón. Su caso sería estudiado más tarde por el concilio de científicos inhumanos liderados por Nadar.

Iridia: Creada por Doug Moench y George Perez en los setenta para la primera serie titular de los Inhumanos, esta chica con alas de mariposa fue el primer intento de introducir nuevos personajes, ahondando de paso en el ritual que otorgaba sus poderes a los inhumanos. Sin embargo, apenas trascendió, quedando como una anécdota no mucho más extensa que otros secundarios como el interpreté Oráculo, el sacerdote Oboroth, Dominus o Piskas.
Maelstrom: A principios del siglo XX, el científico inhumano Phaeder se vio forzado a huir de Attilan, tras realizar experimentos que fueron considerados heréticos por el reinado de Agon. Vagando por el mundo, transmitiría a Herbert Wyndham sus conocimientos sobre la genética, engendrando después a Maelstrom con la desviante Morga. Mitad inhumano mitad desviante, Maelstrom fue un paria que dedicó su vida a la destrucción universal al servicio de El Olvido. Participando en experimentos de terrigénesis con diferentes especies, Maesltrom contaría con un grupo de secuaces formado por Falon y sus terribles titanes Gronk, Phobius y Helio

El Concilio Genético: La novela gráfica de Ann Nocenti y Bret Blevins brindó a los inhumanos su principal saga durante los ochenta, debutando en ella tanto el hijo de Rayo Negro y Medusa (Ahura) como el Concilio Genético del que durante varias décadas se había hablado. Presentando además a la donce lla Minxi o la trágica historia de Tally -forzada a contraer matrimonio con un inhumano que no amaba por conveniencia genética-, otros inhumanos como el médico Cuidador, la institutriz Maya o la resentida Ozel fueron introducidos en otras series junto al difunto guardián del Cetro Real Aven. 

Jinetes Oscuros de Apocalipsis: Mucho antes de la guerra entre Marvel y Fox, En Saba Nur se cansó de los mutantes y decidió optar por inhumanos, esclavizando Attilan para atacar a X-Factor y hacerse con el hijo de Scott Summers y Madelyne Pryor. Liderados por el tecnoquinético Hardrive, la primera encarnación contemporánea de los Jinetes Oscuros estaría completada por varios miembros menores de la realeza inhumana. Entre ellos, el primo de Medusa y Cristal Sinopsis, el implacable Guantelete, Andanada, Foxbat o el masivo Colmillo y sus subalternos. La mayor parte de ellos morirían a manos de Cable, Nate Grey y Madelyne Pryor en diferentes enfrentamientos contra el linaje de los Summers. 

Devlor y la Cadra Carmesí: El Concilio Genético mantuvo su relevancia en los noventa, con la introducción de Lord Arcadius, Sapphiras, Porcal, Cynas, el guardián Furgar y Targon como miembros. Con similitud con este último, el joven inhumano Devlor llegó a ser parte con sus poderes ferales de la Fantastic Force de Tom DeFalco y Tom Brevoort. Obra del primero, también debutaría la Cadra Carmesí. Un grupo paramilitar de élite que bajo la autoridad del General Ator, y que reunía a Eelak El Ágil, Glaboo, Margoyle, Pulssus y Rootar el Irresistible entre sus miembros. Personajes de vida fútil, como la del excesivo comando de la guardia real que se enfrentó a los refugiados inhumanos bajo el liderato de Krush (Blaast, Payne, Rok y Sylk) o el que liderase el segundo Buscador junto a al aviforme Pinius y los Socavadores para entregar a Ahura a Felor.

Jóvenes Inhumanos: En vísperas del nuevo milenio, Paul Jenkins introdujo una nueva generación de inhumanos para revivir el ritual de la terrigénesis. En busca de desarrollar su cultura, presentó nuevos secundarios como el líder religioso Carthus, las sirvientes de Medusa Elejea y Marista, el embajador Mendicus, el telépata Veritus o el tatuador de casta baja Rexel Toiven. Al frente de ellos, siete jóvenes para atravesar el ritual que despertaría sus poderes. Una -Telv- fue rechazada. El rostro de otro quedó deformado (Dinu). El masivo reptiloide Neifi y la eléctrica Nahrees se unieron a la guardia real, a la vez que el vuelo de Tonaja era celebrado y Kalykia usó sus dones sanadores por el bien común. Peón de Maximus en una trama que volvía a usar a los Alfa Primitivos, Woz completaba un grupo al que después se sumarían Alaris, el elemental de las plantas Jolen, San y el músico Nallo (en un relanzamiento en el que Sean McKeever potenció la interección con los humanos). La relación prohibida entre la hija mayor de Gorgon -Alecto- y un Alfa Primitivo fue otra de las tramas de los personajes durante esta época.
Pacificadores: En sus mini-series, David Hine recuperó a parte de los personajes de Jenkins y McKeever, introduciendo otros como el miembro del Concilio Genético Videmus, los guardianes de las nieblas Hermanos Maledicta, Desidera, Mala, Somnus o la ilusionista Kurani. Pero sobre todo presentó a los espectrales Pacificadores, encargados de custodiar a Ahura, con aspectos en común con los sacerdotes de la Torre de la Sabiduría. 
Nueva Élite Inhumana: Operativo de contingencia dirigido por Tritón en las guerras contra Kree primeros y Sh'iar, la mayoría de ellos tenían rasgos anfibios -Cteno, Dendrok, Albakor y Dorhun- y fueron presentados en las sagas cósmicas de Dan Abnett y Andy Lanning. Si fue deliberado a sabiendas que el hermano de Karnak ha sido quien tradicionalmente ha tenido más aptitudes para la gravedad cero estaría por conoer. Durante está época, Alan Davis enfrentó a su Clan Destine al déspota inhumano telépata Tral y Bendis introdujo al antaño consejero de Rayo Negro Ertzia. 

Inhumanos universales: Tras la aparente muerte de Rayo Negro en su batalla contra el mutante omega Vulcano, el inhumano Dal Damoc convocaría a las últimas cinco estirpes universales de inhumanos. Representantes de las cinco razas que sobrevivieron a la gran purga de la Inteligencia Suprema, las reinas Aladi Ko Eke de los inhumanos badoon, Avoe de los Espectros, la centauriana Oola Udonta y Onomi Whitemane de los kymelianos llegaron para unirse a Medusa como esposas de Rayo Negro y reclamar la Tierra. Junto a ellas, Jonathan Hickman introduciría a la Brigada Ligera que se sumó a la guerra de la Antorcha Humana contra Annihilus, con el espadachín Kal Blackbane, la omnisciente badoon Dara Ko Eke, la imbatible centauriana Els Udonta, el espectro solar Voorr, el metálico centauriano Prax Ord y el espectro Hooud como miembros. La mayor parte de ellos desaparecerían a través de Eldrac la Puerta durante la guerra entre Rayo Negro y Thanos. 

La ciudad escondida de Orollan: Formada en Groelandia por descendientes de los inhumanos que abandonaron El Gran Refugio en desacuerdo con los ideales de Randac, continuarían con el ritual de la terrigénesis, pero limintándola a un grupo reducido de elegidos por cada generación. Erigiéndose estos como líderes y defensores del resto de inhumanos que residían en la ciudad, allí buscaría refugio una inhumana espacial que vivió un affair con el titán loco Thanos, dando luz a Thane. Asumiendo el rol de sanador, Thane se convertiría en el detonante de la destrucción de Orollan cuando sus poderes despertaron a raíz de la liberación de las nieblas terrígenas a la atmósfera. Solo sobreviviría Lash, uno de los pocos miembros de la tribu Lor de Orollan con poderes en el momento de la catástrofe. 

Grupo Ennilux: Otra de las facciones inhumanas originadas en el gran cisma, cohabitarían junto a los humanos relacionándose comercialmente con ellos, hasta convertirse en una sociedad secreta que ha fomentado el desarrollo humano durante miles de años para disponer de una base de clientes. Participando en la superación de la peste negra, la revolución industrial o el aterrizaje en la Luna, el Grupo Ennilux llevaba a cabo cuidadosos procesos de selección para crear un cuerpo con el que El Capo escapase a la muerte cada vez que se volvía demasiado débil, hasta que sus cepas genéticas se volvieron débiles y decidieron aprovechar la terrigénesis mundial para que último capo pudiera pervivir a través de la inhumana Xiaoyi (Iso), captada por el agente Lector. 
Inhumanos mundiales: Los descendientes de los inhumanos comenzaron a desarrollar sus poderes por todo el mundo por efecto de las brumas, iniciando una guerra de poder entre el trono de Attilan, el brutal Lash, el manipulador Linaje y el Grupo Ennilux. Narrado en las series post Infinity, Charse Soule introduciría a inhumanos previos a la terrigénesis como el Jefe Médico Vinatos, el telépata Sterilon, la agente de seguridad Auran y sus hijas o los miembros de la guardia real Chynae y Drive. Parte de los nuevos inumanos, Inferno, Iso, Naja, Flint, Grid, Aja Roy y el ex-policía Nur se unirían a la facción de Medusa en Attilan, mientras que Madre Huesos, Kacy y Grove lo hacían con Lash. Presentados en 'Nuevos Guerreros', la tribu de Hollow (Fume, Sparks, Nightfall, Jack Chain, Nocculus, Seatg), también buscaron unir fuerzas con este, como también lo haría el neonazi Uber Alles, o Kamran y Kaboon con Linaje. 

Personajes establecidos como el héroe de la II Guerra Mundial Toro, el villano Ventisca (Donnie Gill) o la heredera del héroe alemán Cruz de Hierro serían desvelados como Inhumanos, como también lo haría la nueva Ms Marvel Kamala Khan, los agentes de SHIELD Quake, Randall Jessup y Sarah Garza, el nuevo guerrero Haechi, la defensora Ren Kimura, la mercenaria a sueldo Quickfire, el criminal Exiliado, el señor de la guerra africano Meruda, el demente Junkman, Fulmina, Geldhoff, los hermanos Fiona y Flynn o las amas de casa Alice Kedzierski y Doris en diferentes colecciones. 

Herederos inhumanos: Luna fue la primera inhumana que vimos nacer a tiempo Marvel real, fruto de la relación entre Crystal y Mercurio. No desarrollando sus poderes hasta que su padre la expusiera a las nieblas Terrigéneas, la joven inhumana creada por John Byrne en 1982 tendría 8 años actual, dos más que su primo Ahura, quien sin embargo aparenta ser mucho mayor por su crecimiento acelerado. El hijo menor de Gorgon Petras Petragon, la joven inhumana Diné, el hijo de la hermana de Inferno Gabriela Pertuz o el cachorro de Mandíbulas adoptado por los Cuatro Fantásticos son otros que los inhumanos conocidos que aun no deberían haber alcanzado la edad para su transformación.
Inhumanos futuros: En el siglo 31 de los Guardianes de la Galaxia, los Inhumanos serían esclavizados por Loki y sometidos a experimentos genéticos. De estos, surgirían los híbridos Talon, Composite, Ejemplar, Anémona, Phobia, Stupor, Wormhole, Imprint y el psíquico anfibio Egressor.

1 comentario:

  1. Gwnial, pero hasta ahora me estoy entrando al universol Marvel.

    ResponderEliminar