martes, 2 de junio de 2015

Marvel tiene un nuevo estilo de Kung-Fu


Hay dos formas fundamentales de expandir la mitología de un universo de ficción como el que tiene Marvel. La primera, es coger algo pequeño y desarrollarlo hasta hacerlo mucho más grande. ¿La segunda? Establecer conexiones entre elementos ya existentes para crear un nuevo todo. Como ejemplo del primer caso podríamos destacar el 'Inmortal Puño de Hierro' de Matt Fraction y Ed Brubaker donde -acompañados por un portentoso David Aja- ampliaron el universo de Danny Rand mediante la introducción de todo un linaje de Puños de Hierro y las Siete Ciudades Celestiales.


Usando el milenario torneo que durante generaciones ha enfrentado a los campeones de cada ciudad, los guionistas construyeron un entramado de Armas Inmortales que al igual que Puño de Hierro y su eterno enemigo Davos habían sido entrenados para convertirse en luchadores imbatibles. Herederos de antiquísimas escuelas de guerreros, personajes como la Madre Grulla y sus Hijas, el Príncipe de los Huérfanos, Fat Cobra, la Hermosa Hija del Tigre, el Hermano Perro o la Esposa de las Nueve Arañas verían la luz, dando para un buen puñado de historias hasta que Fraction decidiera darles carpetazo en páginas de sus Defensores.

 Shang Chi y las Armas Inmortales

Desde entonces, la deconstrucción de la cosmogonía K'un-Lun ha proseguido en el Puño de Hierro de Kaare Andrews, llegando a la altura de una Secret Wars en la que las diferentes realidades del universo Marvel han convergido, sin que sepamos todavía como será el escenario que encontremos tras su final. Todo lo más, que algunos de los conceptos que se están introduciendo en Battleworld como las A-Force, Old Man Logan o la coexistencia entre los universos Ultimate y 616 tienen muchas papeletas de acabar trasladándose al nuevo universo Marvel.

Si esto ocurre así, quizás deberían tener muy en cuenta lo que está haciendo Haden Blackman junto a Dalibor Talajic en 'Maestro del Kung-Fu', porque han tenido una idea que vale su peso en oro, y que básicamente consiste en tomar el paso 1 aplicado por Fraction y Brubaker en 'El Inmortal Puño de Hierro' para convertirlo en un paso 2. De este modo, volvemos a tener la premisa de los clanes milenarios enfrentados por una lucha de poder ancestral pare mantenerse en equilibrio. Pero en lugar de introducir personajes nuevos que probablemente acaben perdidos en el interminable fondo de armario, Blackman conecta diferentes clanes ya arraigados en la mitología del universo Marvel, y que al igual que Puño de Hierro tienen un linaje de guerreros que se extiende de generación en generación.

O en otras palabras, puestos a establecer una pugna entre K'un-Lun y otro clan cuyo origen se pierde en el tiempo, ¿para qué crear un islote perdido del que nadie ha oído hablar, cuando puede ser La Mano? ¿No es más atractiva la idea de que -en lugar de los anónimos Hermanos Perro- quienes hayan participado en el torneo sean diferentes portadores del poder de Pantera Negra? Como Puño de Hierro tanto estos dos linajes de guerreros como otros muchos del universo Marvel tienen un larguísimo historial, y representan tanto a importantes figuras de poder ancestral, como diferentes escuelas de guerreros supuestamente imbatibles.

Las posibilidades de que no solo se hayan conocido, sino que además hayan interactuado a lo largo de los años son tan grandes, que lo raro es que no haya ocurrido. Y si vas a montar una suerte de Mortal Kombat del universo Marvel, no te quedes con segundos platos cuando puedes hacerlo a lo grande. A partir de ahí todo es cuestión de dejar volar la imaginación, conectando al torneo de K'un-Lun clanes como el Puño de Khonshu, Rómulo y su estirpe de guerreros ferales, la casa del Tigre de Jade, los guerreros del Lobo Rojo, la Sociedad Araña y sus rivales (las Hermanas de la Avispa), Trántula Negra, los Gremios de Ladrones y Asesinos de Nueva Orleans, los Jinetes del Clan Akkaba, el imparable avatar de Cyttorack o cualquier otro legado que se haya transmitido de generación en generación.


Mapa de los clanes

Eso por no hablar de las muchas conexiones que se pueden establecer con personajes como El Anciano y la herencia de los Hechiceros Supremos, los Ghost Riders, Atlantis o Avalon a través de diferentes momentos de la historia del universo Marvel. Blackman y Talajic como pronto ya han tenido el brillante acierto de enlazar a Puño de Hierro, Serpiente de Acero, los Diez Anillos y el Khanato inmortal de forma más que acertada. Y si bien los dos últimos ya habían sido aproximados desde que se dejó claro que tanto Garra Amarilla como Zheng Zu y el Mandarín -y como postre el agente Jim Woo, posterior líder de la Agencia Atlas- eran descendientes del imperio de Gengis Khan, aquí, 'Maestros del Kung Fu' va un paso más lejos estableciendo a Zheng Zu como líder de Los Diez Anillos, portando el signo de la Serpiente de Acero en su pecho.

Con Shang Chi como heredero díscolo, y Puño de Hierro como uno de los guerreros al mando del emperador de K'un-Lun, la traslación de este concepto a la nueva Marvel supondría contar con una fuerte mitología ligada con el entorno oriental de su universo de ficción, que aprovechar incluso de cara al cine y la televisión. Un base que en lugar de tener montones de conceptos desperdigados, los auna en uno único y muy fuerte, donde volviésemos a contar con Fu Manchú como gran villano del universo de la editorial y sus Diez Anillos como la organización más peligrosa e influyente del continente asiático.

La herencia del Khan
Herederos de emperadores ligados a los mismísimos dragones -Makluanos los llamaron en el caso del Mandarín, Shou Lao el Inmortal para Puño de Hierro, Lao y el serpenteante Yao para los descendientes de Garra Amarilla-, a partir de una K'un-Lun que centralizase el poder oculto de gigante asiático sería posible establecer todo el entramado de hijos disidentes (Shang Chi), guerreros cargados de resentimiento (Davos) e impostores (el Mandarín). Aproximando los universos del kung-fu, las artes marciales y clanes milenarios de Marvel a niveles de constituir una franquicia propia, el potencial está ahí como uno de los hallazgos más interesantes de la Secret Wars. Que lo sepan aprovechar ya será otra cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario