miércoles, 3 de junio de 2015

AKA Jessica Jones, ¿es Jessica Drew?

Vamos con una de estas teorías muy locas que solo podrían tener lugar en un entorno como el que presenta la 'Secret Wars', y lo que sea que resulte de ella: Hace ya un buen puñado de años, Marvel tuvo una de sus mejores ideas al pulirse a golpe de Bruja Escarlata a la práctica totalidad de los mutantes que pululaban por su universo de ficción. Hoy algo como esto seria usado como argumento para demostrar que la editorial boicotea a los X-Men, pero en aquel entonces sirvió para limitar una sobreexplotación de personajes que comenzaba a convertirse en un problema y -sobre todo- para reducir las redundancias.

Esta ha sido desde sus días como editor de mutante una de las principales empresas de Axel Alonso, consciente de que mientras más derivados superfluos haya de un concepto, más devaluado se verá el mismo. Así que se acabaron los personajes genéricos que sean redundantes con los verdaderos estandartes; se acabaron las premisas sin alma y se acabaron todas esas colecciones genéricas que no tengan otro objetivo que servir de suma y sigue. 


Alias

Pudiendo trasladar esta premisa a otras limpiezas recientes como las realizadas con gran parte de los personajes anclados en la II Guerra Mundial o una familia Hulk que ya habia agotado el chiste, en el caso de Jessica Jones la redundancia se hace presente cada vez que se acerca demasiado a otro personaje con el que guarda demasiado en común. Ambas ex-superheroínas reconvertidas en investigadoras privadas, ambas de corazón urbano y deliciosamente desastradas, ambas tangencialmente ligadas al entorno arácnido y el de los Vengadores, ambas con tendencia a involucrarse en relaciones amorosas que tienden a la catástrofe, ambas la mejor amiga de Carol Danvers, ambas con superfuerza y habilidades limitadas para volar... Da igual lo que diga Bendis, las dos Jessicas -exacto- tienen tanto en común que únicamente es posible diferenciarlas por el color de pelo.

Tan es así que hasta la actual colección de Spider-Woman -porque sí, estaba hablando de ella- es prácticamente una continuación de 'Alias', pero sin sexo explícito y sin tacos, por lo que uno no pude evitar preguntarse si de verdad es práctico mantener dos personajes prácticamente idénticos en un mismo universo de ficción, en lugar de uno solo fuertemente implantado. Porque además, el mayor atractivo de Jessica Jones siempre ha sido su vida personal -frente a un pasado superheroíco más bien poco interesante-, y el de Jessica Drew el poder icónico de su lado superheroíco (en contraste con una vida personal más bien disparatada). 

Spider-Woman

¿De verdad aspira Marvel a trasladar a ambos personajes a imagen real sin que el público se de cuenta de que son el mismo personaje, y además tener fortuna con ambos? Pero entonces caes en la cuenta de que la actriz elegida para interpretar en la televisión a Jessica Jones -Kristen Ritter-, cambia el único rasgo característico que diferenciaba a la protagonista de Alias de sus más que probable modelo original: El pelo. 

Y no ya solo por el color (que más que negro es negrísimo, tan negro como se pueda conseguir), es que todo el look de Jessica Jones es tan Jessica Drew que... ¿Se habrá planteado el estudio esto mismo y nos encontraremos con una versión amalgamada de Joya y Spider Woman? Si tras terminar la Secret Wars nos encontramos con que es la misma Drew la que mantiene una relación con Luke Cage, estudió en el instituto junto a Peter Parker y tiene una hija con el primero, yo desde luego no seré quien se eche las manos a la cabeza. Y si hubiera que guiarse por el lenguaje corporal...


No hay comentarios:

Publicar un comentario